Consejos para fin de temporada de verano: ¿qué hago con mi piscina?

Piscina invierno

Cuando llega septiembre, debido a la bajada de temperaturas, llegada de lluvias, disminución de horas de sol, etc., la piscina deja de ser algo atractivo para todos. Sin embargo, nos surge una duda: ¿qué debo hace con mi piscina?

Hemos creado este post para explicarte como debes actuar frente a esta situación. Es importante dale prioridad a estos consejos para asegurarse de que tu piscina está recibiendo los mejores cuidados.

Es importante llevar a cabo el proceso de <<invernaje>>, el cual no es más que al proceso de preparación de la piscina para el invierno mediante la aplicación de productos químicos en el agua. El objetivo no es otro que ser capaces de mantener la instalación en buen estado, reducir los costes de mantenimiento, cuidar el medio ambiente y facilitar la próxima temporada estival.

Os detallamos cuales son los pasos a seguir para cuidar tu piscina durante todo el año:

  1. Limpia la piscina de arriba a abajo

Es importante que el agua no cuente con ciertas partículas que le harán estar sucia. Para ello es importante que se limpie la piscina en profundidad.

Las paredes puedes limpiarlas con un cepillo y pasa un limpiafondos. Usa un producto específico para lavar los filtros y prefiltros de tu piscina. Si el estado de las piezas no es óptimo, plantéate cambiarlas.

Por último, ajusta el pH de la piscina entre 7 y 7,4.

2. No vacíes la piscina

Hay varios motivos que hacen a esta opción la más rentable. Si hablamos de dinero, volver a llenar tu piscina es un coste que puedes evitar si eres capaz de cuidar el agua durante el año. Además, aportas un gran grano de arena al medioambiente.

Si la piscina está vacía, es más propensa a sufrir ciertas situaciones no demasiado buenas. Puede deteriorarse el revestimiento y también, aumenta las probabilidades de que aparezcan grietas.

Lo que sí se debe hacer, es bajar el nivel del agua por debajo del skimmer. Con bajar 20cm debe ser suficiente.

3. Usa una cubierta para proteger la piscina

Con vistas a impedir el paso de la luz, la evaporación del agua, la entrada de elementos externos (hojas, palos, etc), la formación de algas, etc., es imprescindible contar con una lona para cubrir tu piscina.

4. Apóyate en los productos químicos

Cuando ya tenemos la piscina limpia, se puede proceder a aplicar el invernador, el producto que sirve para tratar el agua cuando no se usa para evitar la proliferación de suciedad, algas o bacterias.

Antes, es recomendable realizar una cloración de choque con la bomba activa para desinfectar completamente el agua. Después, ya se podrá añadir el invernador con la dosis indicada por el fabricante. El filtro debe funcionar durante unas ocho horas para que el producto se reparta de forma homogénea por toda la piscina.

Lo usual es realizar este primer tratamiento de invernaje cuando finaliza la temporada de baño y, posteriormente, cada tres meses.

5. Una vez al mes, revisa que todo esté en orden

No debe ser muy exhaustivo. No obstante, es recomendable hacer un mantenimiento mensual sencillo para asegurarnos que todo va como debe ser.

Este mantenimiento consiste en poner en marcha el filtro de la piscina unas 2-3h cada mes (no es necesario retirar la lona). También puedes medir los niveles de pH, y en el caso que no esté en la franja correcta, regularlo.

Recuerda que todos estos consejos son aplicados a las épocas más frías, ya que cuando lleguen los 15 grados con la primavera, deberemos volver a tratar a la piscina como se hace normalmente en la temporada estival.

Consejos para fin de temporada de verano: ¿qué hago con mi piscina?

Para más información, puedes seguirnos en redes sociales o visitar nuestro blog.

Más entradas

haz tu piscina ecológica

Haz tu piscina ecológica

Haz que tu piscina ecológica Hoy en día, la sostenibilidad y el movimiento ecológico están a la orden del día. Es por eso, que tener

Read More »